Rosa Molina afectada por las fuertes lluvias del 23 de agosto del 2021 en el municipio Tovar del estado Mérida, se encuentra damnificada junto a su hijo en la Unidad Educativa Liceo Félix Román Duque, desde ese lugar se muestra preocupada por la manera como las autoridades municipales y regionales pretenden abordar su caso.

«Necesito que el gobierno me ayude porque tengo una persona con discapacidad, no quiero que me reconstruyan una casa que no es mía, no me voy a agarrar algo que no me pertenece, necesito una casa propia para vivir con mi hijo» expresó Rosa Molina damnificada en el Liceo Félix Román Duque desde el 23 de agosto de 2021 Rosa Molina vivía en el sector El Corozo en una casa facilitada por vecinos.

Al momento del desastre natural la vivienda quedó parcialmente afectada, lo que provocó su traslado a la institución educativa donde hasta este momento vive con su hijo de 32 años, diagnosticado con epilepsia focal más trastorno del neurodesarrollo.

Desde allí se muestra inquieta, señala que las autoridades municipales le proponen arreglar la vivienda parcialmente afectada, sin embargo, la mujer no está de acuerdo porque asegura que la casa no es de ella y que su intención no es «adueñarse» de algo que no le pertenece.

De manera que le pide al Instituto Municipal de la Vivienda (Inmuvi) y al Ministerio de Hábitat y Vivienda que le asignen una casa digna y propia donde pueda vivir con su hijo.

Por otro lado enfatizó que no ha sido facil pernotar en el lugar durante los últimos meses por la condición de su hijo, que necesita de espacios abiertos en todo momento para que su estado no se altere «Es muy difícil porque algunas personas no entienden su condición, necesito que me ayuden lo antes posible». Yorman Guaje.