Aurelisa Rodríguez de Buso, fundadora y delegada del Centro María Auxiliadora de las Damas Salesianas en Mérida, ubicada en avenida Los Próceres del municipio Libertador, informó que actualmente pese a los horarios de contingencia por el Covid-19, se atienden mensualmente entre 800 a mil pacientes provenientes de toda la entidad.

Rodríguez dio a conocer que dicho centro cuenta con servicio médico general y atención especializada en ultrasonido, odontología, pediatría, cirugía bucal, biopsias, laboratorio, enfermería, nutrición y dietética; los cuales se ofrecen con precios muy por debajo de lo normal. Asimismo, el laboratorio garantiza sus resultados, ya que, los reactivos son de excelente calidad y el personal es altamente calificado.

Dicha institución cuenta con un ropero, artículos personales, útiles educativos u otros a la disposición de la comunidad con precios bajos; mediante el cual se captan fondos para gastos menores de la institución. “También logramos suministrar medicamentos para ser entregados gratuitamente con récipe médico a quienes que no cuentan con recursos para adquirirlos”, dijo Rodríguez.

Servicio de educación inicial para los habitantes del sector

Esta sede también ofrece los tres niveles de educación preescolar necesarios para iniciar el primer grado, con una plantilla normal de 181 niños en horarios de mañana y tarde; donde próximamente se iniciará el periodo educativo cumpliendo la normativa de bioseguridad del Covid-19 exigidas por el Ministerio de Educación.

Sede-Mérida en recuperación de infraestructura

“Actualmente, con sacrificio del voluntariado y la recuperación de costos, sin fondos disponibles para llevar a cabo el mantenimiento de la edificación; a través de las de la sede central, se logró una partida económica que se invirtió en las necesarias reparaciones mayores después de 35 años de construcción de esta sede”, aseveró Rodríguez.

Rodríguez expresó que sería conveniente la colaboración de organismos, instituciones, empresas y personas de buen corazón que presten su ayuda a esta obra social para seguir atendiendo y prestando los servicios a la población de menos recursos con la calidad humana y con afectos de hermandad que los caracteriza.

“Invito a las damas de Mérida a sumarse a esta obra de iglesia, ya que somos iglesia viva de Dios, estamos para hacer el bien sin mirar a quien, somos sembradoras de esperanzas; acá conseguirán hermanas que quieren ayudar a la sociedad”, concluyó fundadora de las Damas Salesianas. YURIMAR ROJAS CNP 20.290