Momentos de zozobra y angustia vivieron en horas de la noche del viernes, pobladores de los sectores Quebrada Blanca y Caño Amarillo, parroquia Héctor Amable Mora del municipio Alberto Adriani, al presenciar el desbordamiento de los afluentes de ambos sectores, motivado a las lluvias que se mantienen en el Eje Panamericano.

Vecinos salieron alarmados de sus viviendas al ver convertida la Troncal 001 en un gran río desbordado, por lo que llamaron a las autoridades quienes acudieron a las pocas horas al sitio.Gerson Cacique, concejal de Alberto Adriani, informó que se trasladó la noche del viernes a los sectores afectados junto a una comisión encabezada por el director regional del Ministerio de Ecosocialismo y Agua, los bomberos y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

Informó el edil que el río Quebrada Blanca al desbordarse tumbó las barandas de concreto del puente, tomando su curso hacia los sectores de la parte baja, afectando viviendas, vialidad rural y cultivos agrícolas.

A su paso, luego de convertir a la carretera Panamericana en un gran río, interrumpiendo el tránsito automotor por horas, la vía nacional quedó llena de escombros y lodo hasta el sector Caño Amarillo en la vía hacia Guayabones, donde también el afluente se desbordó. Comisiones en el sitio atendieron a los vecinos del Consejo Comunal Quebrada Blanca gestionando el traslado de un Payloder a la zona, el cual, anoche no pudo llegar en vista a las emergencias que está atendiendo el ministerio en el municipio Tulio Febres Cordero. Sin embargo, informó Cacique se espera que se culminen lo más pronto los trabajos para que se pueda trasladar al sitio.

Vecinos junto a autoridades, improvisaron mechurrios para alertar a los conductores en las condiciones que se encuentra ese tramo de la carretera Panamericana, el cual, tiene paso a riesgo, retirándose las comisiones cerca de la una de la madrugada de este sábado.

Motivado a las constantes lluvias que han caído en la zona, el municipio Alberto Adriani está presentando hasta los momentos, dos emergencias por crecidas de afluentes, primero en el sector de Onia en La Represa y Culegría y ahora, Quebrada Blanca y Caño Amarillo, sectores que tenían muchos años sin presentar desbordamientos importantes de sus ríos.

Autoridades informaron que se mantendrán alertas en vista que persisten las precipitaciones en la zona y se espera que para este sábado comisiones de bomberos e Inpradem evalúen los daños.

Catarine Castro CNP.8.962Fotos: Cortesía.