Varios sectores de la ciudad y otros municipios del estado Mérida continúan siendo sometidos a continuos racionamientos eléctricos sin cronogramas por parte de la estatal Corpoelec, lo que ha traído como consecuencia que aparatos eléctricos dañados por culpa de va y viene de la electricidad y los innumerables “bajones” a toda hora.

Este miércoles 9 de febrero no fue la excepción y es que desde la madrugada los usuarios reportaron racionamiento eléctrico en varias zonas de la capital merideña.

El pasado martes en el sector La Blanca de El Vigía en el municipio Alberto Adriani fueron más de 31 horas sin servicio eléctrico según denunciaron los habitantes de la localidad.

Se tiene previsto un plan programado de “Pico, Poda y Tala” en los municipios Libertador y Santos Marquina a partir de las 9am y hasta las 11am; sin embargo, los habitantes de estos sectores denuncian que el servicio eléctrico es suspendido todos los días a cualquier hora del día o de la noche. JQ.