El Festival del Cine Venezolano de Mérida informa al país y en especial a la comunidad audiovisual que lamentablemente este año, en su edición N° 18, no cuenta con el apoyo de la exhibidora privada que tradicionalmente ofrecía sus salas comerciales de cine para mostrar la selección oficial del Festival.

Como ha sido tradición, el Festival del Cine Venezolano se ha llevado a cabo por años en el circuito Cinex, ubicado en el C.C. Alto Prado, de la ciudad de Mérida.

En esta ocasión, manifiesta su negativa. Este año la competencia está integrada por: más de 20 largometrajes y 40 cortometrajes participantes, entre los géneros de ficción y documental, sumados a las muestras de la competencia Maratón Cine Átomo y las muestras estudiantiles de las más de 25 universidades audiovisuales participantes.

Históricamente el Festival del Cine Venezolano de Mérida ha sido un referente en la cultura cinematográfica del país, siendo la casa de los grandes realizadores, actores y productores que configuran el séptimo arte nacional.

Además de aunar esfuerzos por años para abrir espacios al aprendizaje y el intercambio académico en las universidades del país y sus nuevas generaciones. Después de dos años de pandemia, retomamos la presencialidad en su casa de siempre, la Ciudad de los caballeros, Mérida, fortalecidos con el apoyo del Centro Nacional de Cinematografía, Cnac, y la Gobernación del Estado Mérida; el respaldo de emprendedores, empresas privadas y la exaltación de los mejores trabajos audiovisuales de las universidades del país, así como la de nuestros realizadores cinematográficos.

Sin embargo, hay una realidad que nos sobrepasa. La carencia de apoyo por parte de la exhibidora comercial antes mencionada, impide ofrecerle al cine nacional y a nuestro público las condiciones técnicas y de infraestructura que merecen.

Ante tal escenario, la Fundación para el Desarrollo del Arte y la Cultura (FUNDEARC) ente organizador del Festival del Cine Venezolano de Mérida mantiene firmemente su compromiso de exaltar, reconocer y promover lo mejor de la cinematografía nacional. Por lo tanto, ya hemos emprendido la búsqueda de espacios alternativos y dignos donde poder mostrar todas las obras audiovisuales participantes. Hoy más que nunca, afirmamos y mantenemos la que ha sido nuestra premisa para esta 18ª Edición: “¡Vaya al cine y compre un boleto de cine venezolano!” Nuestra cinematografía y el público venezolano tendrán, como siempre, el festival que se merecen: el mejor.