Entre 8 y 16 horas diarias promedio pasan los merideños a oscuras, las fallas continuas y sin solución a mediano plazo perjudican el quehacer diario de quienes utilizan este recursos para el desarrollo de las actividades cotidianas. 
Los merideños califican como «inaguantables» los cortes eléctricos que en ocasiones superan las 12 horas diarias o más inclusive. 
La actividad comercial se ve muy limitada, «no hay planta eléctrica que aguante tanto tiempo» expresó un comerciante este miércoles que desde que abrió las santamaría de su establecimiento no había electricidad, y pasadas las 2pm la situación era la misma. 
Recalcó que tampoco funcionan los puntos de venta, «muchas veces no vendemos ni un bolivar» lo que calificó como crítico. 
«La situación ha empeorado, no hay respuestas ni soluciones reales a esta crisis» agregó.