Directivos del Colegio de Ingenieros seccional El Vigía, en compañía de un grupo de ingenieros que laboraron en la planta Potabilizadora de Mucujepe emitieron un comunicado recientemente, proponiendo tres puntos a las autoridades municipales, regionales y nacionales, representadas en la empresa Aguas de Mérida.

Argenis Hernández, presidente del gremio local, informó que el colegio que representa está proponiendo a las autoridades la conformación de una comisión técnica de probada experiencia y capacidad, a fin de hacer y analizar las diversas propuestas técnicas que sean factibles para restituir el funcionamiento de operación del sistema de abastecimiento hoy día colapsado.

Los representantes del gremio manifestaron su preocupación por la solución del problema ocasionado por la ruptura de la tubería de aducción de 42 pulgadas que mantiene a más de 200 mil habitantes sin el servicio del vital líquido desde hace más de 60 días ocasionando una crisis humanitaria y de sanidad pública.Hernández refirió que es indispensable declarar el estado de emergencia al municipio y su capital El Vigía con el propósito de lograr la restitución inmediata del servicio.

El tercer punto solicitado, el Colegio de Ingenieros de Venezuela seccional El Vigía, reitera a los vigienses nuestra disposición de aportar ideas para solventar la situación actual de extrema emergencia con la mayor capacidad técnica disponible.

Señaló que ésta es la segunda rueda de prensa que se realiza, en la primera se presentaron los aspectos de los trabajos que se estaban realizando en unas condiciones que no eran las debida para estos trabajos, los cuales se debieron hacer con carácter de emergencia con la maquinaria apropiada para ello, en 3 turnos de trabajo, entre otros aspectos.

Mencionó que han denunciado que «el suministro de agua que se está haciendo de los camiones cisternas proviene de fuentes que no están siendo sanitariamente monitoreadas, por lo que se podría estar dando agua contaminada».

«Insistimos – agregó – el Colegio de Ingenieros por ley es asesor del estado y estamos en la disposición de apoyar con este equipo de técnicos para hacer mesas de trabajo con técnicos de Aguas de Mérida, Ministerio del Ambiente, técnicos de la gobernación y la alcaldía con la finalidad de buscar soluciones viables».

«Además, hemos insistido que el desvío del río debe hacerse aproximadamente a un kilómetro aguas arriba donde se encuentra el puente Chama y debe pasar por el segundo arco (sentido La Blanca- El Vigía) para garantizar la seguridad del actual puente en construcción y que pueda desbordarse por La Motosa y Los Pozones.

Acotó que «antes de cualquier intervención al afluente se debe tener un levantamiento topográfico de la sección longitudinal del río en una longitud de cada 2 a 3 kilómetros con secciones transversales.Son tres variables que no se han tomado en cuenta hasta ahora».

El presidente del Colegio de Ingenieros añadió que no existe en gobierno ni municipal, regional ni nacional una coordinación para los trabajos que permitan atender este problema «. «Actualmente debido a la crecida del río Chama por las lluvias no se puede trabajar en este afluente con estas condiciones muy cambiantes», acotó.Catarine Castro/ CNP. 8.962/ Foto: CC.