Entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, cinco ciudadanos fallecieron por muertes violentas durante la Semana Santa en el estado Mérida.

Dos personas perecieron en accidentes de tránsito, dos individuos se suicidaron y un joven falleció al ser arrastrado por un río.

El primer caso ocurrió en horas de la tarde del Domingo de Ramos cuando una niña de 3 años de edad, perdió la vida al ser impactada por la puerta del chófer de un carro, hecho ocurrido en la vereda Divino Niño de la parte baja del sector La Vega de Ejido, en el municipio Campo Elías.

La madrugada del Lunes Santo, un adolescente de 14 años, murió al verse involucrado en la colisión entre dos motos en la calle Bolívar de Santo Domingo, en el municipio Cardenal Quintero.

Ese mismo día, en una casa ubicada en la avenida 7 entre calles 2 y 3 del sector La Cancha, en Santa María de Caparo, municipio Padre Noguera, Yoneiber Pineda González (25) se ahorcó por razones que investigan las autoridades.

Julio Orjuela Pinzón (73), la madrugada del Jueves Santo se ahorcó en una vivienda, ubicada en el sector La Curva Pozo El Tigre de Los Naranjos, en el municipio Alberto Adriani.

La tarde del Viernes Santo Yankiel José Barreto Ruiz (19), murió al ser arrastrado por la crecía del río en la parte media del sector Fundo de San Benito en la zona Panamericana, en el Caracciolo Parra y Olmedo, cuando fue a cruzar una batea con su moto MD, de color negro. @Jordin_Morales /Fotos: Cortesía