Este domingo 26 de Septiembre fue celebrada una Eucaristía en la Catedral de Mérida oficiada por Monseñor Luis Enrrique Rojas, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de esta entidad federal, en acción de gracias por la Liberación de Daniel Parra.

Al acto religioso se dieron cita numerosos ciudadanos, vecinos, conmovidos por la libertad de ex preso político, y, particularmente, estuvieron presentes Daniel Parra, su mamá la Señora Francisca, la familia de Daniel, sus compañeros, amigos y el equipo del Foro Penal en Mérida.

El padre Kike, como cariñosamente le apodan al Obispo Auxiliar, manifestó su complacencia por esta otra liberación de otra persona inocente, agradeció a Dios y a la Virgen María por este acto de Justicia, y expresó que cada vez que se libera a una persona que se le ha detenido arbitrariamente con fines políticos se está reconquistando la Libertad para Venezuela.

Así mismo, el Obispo Auxiliar de Mérida bendijo la labor que realiza elForo Penal en la lucha por la Libertad y la Justicia, y expresó sus palabras de afecto para con ellos. Daniel Parra, junto con su mamá Francisca, y el padre Kike, rezaron de rodillas ante el Señor Dios en señal de agradecimiento por la Libertad de Daniel.

Entre las ofrendas de la Misa se ofreció la Bandera de Venezuela, símbolo de Libertad, siendo portada ésta por Daniel Parra y su mamá, flanqueada por los integrantes del Foro Penal Capítulo Mérida. Finalmente, al finalizar la Eucaristía, Daniel Parra, visiblemente conmovido por los aplausos de pie y muestras de cariño recibidas por los presentes en la Misa, expresó un sentido agradecimiento.

Daniel agradeció a Dios por haber roto sus cadenas; a su progenitora por su ardua lucha y amor; al Cardenal Baltazar Porras y al Obispo Auxiliar Kike por sus rezos, vigilias y oraciones; a sus abogados y a todo el Foro Penal por su vocación, capacidad profesional, constancia y valentía; y a todos los ciudadanos que, de una u otra manera, lo apoyaron para que fuera liberado, manifestando su agradecimiento por la solidaridad de tantas personas. Fotos cortesía