Al menos 300 habitantes de la aldea “Pata de Gallina”, perteneciente a la parroquia eclesial San Pedro, municipio Tovar de Mérida, recibieron asistencia médica, atención nutricional con el proyecto Saman y la merienda Sirma, entrega de alimentos, juguetes y pañales, a través de la alianza establecida entre Cáritas Mérida y la Fundacion Primeros Auxilios Ulandinos (Paula), este sábado 9 de octubre.

Tras una primera visita a la comunidad de San Pedro, en vista de las necesidades de la población de las diferentes aldeas, y gracias a la logística de esta Cáritas Parroquial, el equipo arquidiocesano se trasladó a la aldea de “Pata de Gallina”, límite con el municipio Zea, para brindar un gesto solidario en materia de salud, nutrición, alimentación, higiene y recreación.

La asistencia médica contó con el apoyo de 15 médicos especialistas, quienes atendieron un total de 86 adultos y 83 niños. De la misma forma, se destinaron 200 juguetes para la comunidad y 120 kits de alimentos. 

El Dr. Roald Gomez, presidente de la fundación Primeros Auxilios Ulandinos señaló que se realizaron visitas domiciliarias a algunos pacientes y que el total de atendidos, en caso de ser necesario, recibió su dosis de medicamentos. De la misma forma, el Pbro. Carlos Zambrano, director de Cáritas de Mérida indicó que este tipo de actividades se seguirán realizando en el Valle del Mocoties, sin descuidar las atenciones en el resto de la Arquidiocesis y las actividades permanentes en la sede de Cáritas. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica