Atención médica, entrega de medicamentos, evaluación nutricional, proyecto Semilleros de Esperanza y actividades simultáneas fueron parte del gran operativo que se llevó a cabo en la parroquia San Arnulfo Romero y Santa Lucía de Piñango, este sábado 27 de marzo.

La actividad contó con un despliegue de 7 médicos, quienes brindaron atención en salud a 105 adultos y 55 niños. A través del proyecto Saman (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud) 42 menores de 5 años y 21 embarazadas fueron evaluados en materia de nutrición, y 144 niños recibieron un gesto por parte del proyecto Semilleros de Esperanza. 

El operativo fue posible gracias a la organización de la comunidad, el apoyo del Ambulatorio Rural, Cáritas Parroquial Santa Lucía de Timotes y Cáritas Arquidiocesana de Mérida, con la presencia de más de 30 voluntarios. 

Actividades simultáneas

Todas las personas que fueron atendidas en consulta recibieron la dosis de medicamentos necesaria para cumplir el tratamiento indicado. De la misma forma, gracias a una previa caracterización por parte del equipo parroquial, varias familias de la comunidad recibieron un kit de alimentos, a través de la alianza con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En el transcurso de las consultas médicas, los menores disfrutaron de pintacaritas y del servicio de peluquería.

Este operativo contó con la presencia de los presbíteros Eduardo Gotopo, párroco de San Arnulfo y Santa Lucía de Piñango; Amilcar Lobo, párroco de Santa Lucía de Timotes, y Carlos Zambrano director de Cáritas Mérida. Este último señaló que a pesar de la situación de pandemia y cuarentena social, la Iglesia Católica ha llegado a todos los rincones de nuestra Arquidiócesis para brindar alivio y una palabra de esperanza. Departamento de comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica.