Como símbolo de una iglesia unida e interesada en el bienestar de sus comunidades, Cáritas Arquidiocesana de Mérida acompañó al equipo de Cáritas de la Diócesis de El Vigía-San Carlos del Zulia en la instauración del proyecto Saman, este lunes 22 de marzo.

Cáritas Mérida, dirigida por el Pbro. Carlos Zambrano, se hizo presente en la comunidad Pepe Rojas del municipio Alberto Adriani para compartir experiencias y recomendaciones con el voluntariado de Cáritas de la Diócesis de El Vigía- San Carlos del Zulia durante la instauración de su vivero centinela del proyecto Saman (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud), en la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Cumpliendo con todas las normas de bioseguridad por la pandemia por COVID-19, más de 50 niños entre 6 meses y 4.5 años fueron evaluados en materia de nutrición y recibieron sus respectivas dosis de desparasitantes, vitaminas, y en caso de ser necesario, de micronutrientes para mitigar las consecuencias de la desnutrición.

Asímismo, embarazadas y lactantes participaron en esta actividad.La jornada contó con el apoyo de Mons. Juan de Dios Peña, obispo de la Diócesis de El Vigía- San Carlos del Zulia, y de al menos cinco Cáritas Parroquiales que recibieron la inducción del programa para ampliar la cobertura de atención en esta Diócesis.

Este trabajo en conjunto se traduce en una iglesia fraterna y comprometida en promover acciones a la luz del evangelio, que permitan a los merideños ejercer plenamente su derecho a una vida digna. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica.