La situación de los servicios públicos en la ciudad de Mérida continúa siendo motivo de preocupación para los ciudadanos.

La falla de servicios escenciales cómo el agua potable y la electricidad son continuos, afectando la ciudad de vida de los merideños. Mientras las autoridades dan mayor prioridad al colorido, la publicidad y el rescate de algunos espacios; los problemas de fondo no están siendo atendidos, mediante la aplicación de políticas públicas y planes que permitan soluciones definitivas.

Vecinos consultados de algunas comunidades afectadas y pertenecientes a los consejos comunales manifestaron que han hecho las respectivas denuncias a través de la plataforma 1×10 sobre la situación de botes de aguas negras y servidas, pero a la fecha siguen esperando la atención por parte de los entes competentes.

Desde el Observatorio Ciudadano La Gente Propone capitulo Mérida contínuamente realizan un monitoreo del funcionamiento de los servicios públicos, en este caso particular del municipio Libertador, capital de la entidad andina.

Caso puntual de la falta de mantenimiento y falta de atención a la corrección de fallas y fugas por parte de la Hidrológica Aguas de Mérida, C.A., en la infraestructura de la red de distribución del servicio de agua.

Para nadie es un secreto que muchas de estas tuberías han cumplido ya su vida útil, por lo cual, día a día salen nuevos problemas que solventar en las comunidades.

En esta oportunidad centraremos la atención en algunos casos, correspondientes a sólo una pequeña parte de la parroquia Mariano Picón Salas en el municipio Libertador del estado Mérida.

El primer caso, se presenta en los alrededores de la cancha deportiva de los Sauzales, que afecta a los usuarios de este espacio y los habitantes de la vereda 13.

Un segundo bote de aguas que afecta a las viviendas colindantes con la avenida Las Américas, afectando a la misma, por el canal de bajada exactamente frente al Mercado Murachí muy cerca de las oficinas de Aguas de Mérida, C.A.

Un tercer caso, bajando por la avenida Las Américas y en la intersección con la avenida Ezio Valeri, frente al C.C. Los chaguaramos encontramos otro bote de aguas blancas.

Finalmente, pasos abajo del Automercado Garzón, encontramos otro bote de aguas blancas, que afecta a la vía de servicio existente. El llamado es a la empresa hidrológica, para que atienda y solucione dichos casos, que han sido denunciados y visibilizados a través de las redes sociales.