Un niño de dos años de edad, este sábado en la tarde murió en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Los Andes (HULA), luego de 13 días de agonía producto de las quemaduras que sufrió al caerse dentro de una olla con sopa hirviendo.

Este hecho ocurrió en horas de la tarde del pasado 3 de octubre, en una vivienda ubicada en la aldea La Quebrada de Pueblo Nuevo del Sur, en el municipio Sucre del estado Mérida.

Una fuente policial reveló que la progenitora del bebé había hecho una sopa para recaudar fondos para el tratamiento médico de un familiar, y al bajarla del fogón el niño en un presunto descuido cayó dentro del recipiente.

El integrante de la familia Márquez Márquez fue auxiliado por sus parientes, quienes lo trasladaron en un vehículo particular hasta el Hospital de Lagunillas desde donde lo refirieron al HULA, sitio en el que pereció al sufrir quemaduras de segundo y tercer grado en el 70 por ciento de su cuerpo.

Efectivos adscritos a la División de Investigaciones de Homicidios del Cicpc Mérida iniciaron las averiguaciones de rigor con relación a esta muerte accidental. @Jordin_Morales /Foto: Referencial