El rechazo contundente a los últimos acontecimientos a los que ha sido sometida la Universidad Central de Venezuela, con la imposición de una Protectora, es una violación flagrante a la Constitución y a la Autonomía Universitaria.

Así lo señalaron las autoridades de la máxima casa de estudios de la región andina en la vocería del Rector de la Universidad de Los Andes Mario Bonucci, el vicerrector Administrativo Manuel Aranguren y el Secretario desde el Aula Magna de la bicenteneria casa de estudios. Fotografía Cortesía.