El presidente de la Asociación de Fútbol del Estado Mérida, Jesús Alberto Lobo, visitó las instalaciones del Estadio “Ulpiano Cobos”, mejor conocido como “Campo de Oro” para inspeccionar su estado con miras a iniciar próximamente los trabajos para su recuperación.

A las puertas del estadio el dirigente fue recibido por Jesús “Chucho” Guillén, el encargado del mantenimiento, quien lo acompañó en su recorrido, y le informó sobre la situación que se vive en esta instalación deportiva que pertenece a la Universidad de Los Andes, que ha sido visitada por el hampa en varias ocasiones, por lo que sus camerinos y baños para el público están prácticamente desmantelados.

Conoció además Jesús Lobo de la situación que se vive con la cancha, que fue denunciada públicamente por el actual Director de Deportes de la Universidad de Los Andes, profesor Ronald Antúnez, cuando mediante audio enviado a los medios de comunicación informó que en este estadio se están realizando partidos con público en las gradas, programados por gente ajena a la Universidad.

En su recorrido por las instalaciones, pudo Jesús Lobo observar el estado de la cancha, que necesita trabajo fuerte en los arcos y círculo central, lo que implica resembrado de grama.

Trabajos arrancan el lunes

El presidente de la Asociación informó que gracias a las buenas relaciones que mantiene con la Dirección de Deportes de la Universidad de Los Andes, y al apoyo económico que recibirá de parte del equipo de segunda división profesional Unión Local Andina, el ULA FC, podrá contar con algunos recursos para dar inicio el lunes próximo a los trabajos de recuperación de Campo de Oro.

“Como ya hemos informado, estamos haciendo esfuerzos por tener en las mejores condiciones la cancha del Estadio Soto Rosa, y queremos también recuperar este estadio de Campo de Oro, porque Mérida tiene muchas opciones de ser la sede del Grupo Occidental del Torneo de Fútbol Profesional de la segunda división, que podría comenzar en octubre, dependiendo cómo marche la Pandemia y la Cuarentena”, especificó Jesús Alberto Lobo.

En principio se comenzará con la cancha, que es lo prioritario, por lo que espera el dirigente del fútbol merideño, que las personas que invaden la instalación para jugar partidos, no lo hagan para permitir que el gramado se recupere.

Pero los trabajos, dependiendo del apoyo económico que se reciba, también implican las áreas aledañas al terreno de juego, los camerinos y áreas sanitarias para el público, y los alrededores del estadio, porque lo que se busca es poner nuevamente al estadio “Ulpiano Cobos” en las mejores condiciones, para albergar partidos de la segunda división. Prensa Asofútbol MéridaRicardo Cabrera, CNP 3.560.