Este domingo 09 de agosto, el Sr. Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas, presidió la Misa de Envío de Comisión Arquidiocesana, con motivo de la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, en Mérida, desde la Catedral Basílica Menor, la cual fué trasmitida por la Televisora Andina de Mérida y 92.3fm del Circuito Líder, señal matriz para la trasmisión en conjunto de la radiodifusión merideña. Luego de la lectura del Evangelio, se dio lectura del Decreto de creación de la Comisión Arquidiocesana y se hizo entrega de los nombramientos a cada uno de los miembros.

Durante la homilía, el Cardenal Porras afirmó que “Hoy un día ciertamente muy especial este domingo porque lo hemos escogido para el lanzamiento del envió de esta comisión en el inicio de muchas actividades y muchos programas entorno a la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández… Este lanzamiento forma parte de lo que en cada diócesis del país se está haciendo se han conformado, estas comisiones diocesanas que están trabajando con tanto cariño y con tanto entusiasmo, todo lo que desde la comisión nacional se ha programado y se está llevando adelante y lo primero que este envió quiere es la preparación en esta semana todavía en este periodo vacional tan especial y particular donde los equipos deben promover las distintas jornadas de seguimiento del Dr. José Gregorio Hernández, los temas preparado por la comisión nacional y que están siendo adaptaos también para niños y adolescentes, jóvenes y para adultos, para el mundo autístico, para el mundo sanitario que se ha sumado también en todo el país como en los hospitales clínicas y en todo los centros hospitalarios existentes, facultades academias de medicinas en las que hay no solo un gran entusiasmo que hemos recibido del papa francisco la gracia de la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández”.

Continuó “Sintonía perfectamente con los que somos los venezolanos y es que el Dr. José Gregorio fue un venezolano ejemplar y lanzarlo desde acá de Mérida donde tuvimos la dicha de que fuera uno de los poco sitios que visito desde que regreso de parís y quiso pasar por Mérida y luego tuvo la necesidad de regresar a Isnotu y desde ahí ira a Caracas para promover una mejor salud en un país que se encontraba en un problema terrible a finales del siglo xix, en compañía de otro grupo de galenos.

Más allá de las diferencia que podrán tener en orden filosófico y de la fe tenían en común resolver la situación y la salud por la vida de los venezolanos en medio de aquellas terribles dictadura y fueron los que comenzaron esta modernización de la salud en Venezuela y son los que ayudan a garantizar la protección y dar ejemplo en el acompañamiento que se quiere hacer y se continúen dando ejemplo en nuestra patria y el mundo, he recogidos diferentes testimonios de los estragos que está haciendo esta pandemia y como envía el personal venezolano en estados y que lamentablemente muchos por salvar la vida las han perdido y los encomendamos en esta eucaristía”.

El Cardenal concluyó su homilía invitando a “que no desfallezca nuestra fe que no seamos temerosos como Pedro cuando le pide que lo llame y caminando sobre las aguas como tenemos que caminar hoy en día en medio de tantas contradicciones en medio de tantas situaciones que pareciere que no saldríamos de ello pues sí, que no desfallezca nuestra fe, porque la esperanza solo se construye en esa confianza en los valores auténticos de ese amor a Dios.

Pidamos a la santísima Virgen María pues que interceda, que nos de la gracia y la fuerza a los que estamos en esta tierra de gracia en esta tierra bendita, que es nuestro país para que la convirtamos de verdad en esta vergel y ese Edén donde todos podamos vivir en paz donde podamos compartir, donde haya trabajo, salud, prosperidad, donde no haya tanta mezquindad de unos y otros en orden político, social, económico o religioso,  que ella sea la que nos impulse bajo esta sombre de José Gregorio Hernández que nos marca el presente y el futuro del país».

La Comisión estará presidida por Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz, Obispo Auxiliar de Mérida; Pbro. Alexander Rivera Vielma, Delegado Diocesano y Vicario General de la Arquidiócesis; Pbro. Edduar Molina, Vicario de Pastoral; Pbro. Ricardo Vielma, secretario; Rvdo. P. Publio Díaz y Hna. Gleudy Lara, por la Vida Consagrada; Dra. Ana Hilda Duque, Directora del Archivo y Museo Arquidiocesano; Dr. Virgilio. Castillo y Dr. Pedro Fernández, representantes de la Universidad de los Andes y el gremio médico. Junto a este equipo también trabajarán los sacerdotes responsables de las 7 zonas pastorales. 

Es importante resaltar que esta comisión ya viene realizando un trabajo y cumpliendo con la agenda establecida, con la distribución de los afiches oficiales, reuniones y encuentros; así como también el Obispo Auxiliar Mons. Luis Enrique, con la imagen del Dr. José Gregorio Hernández impartió la bendición a todo el personal del Hospital Universitario, sumado al trabajo social que viene realizando desde hace 3 semanas, en algunos sectores vulnerables de la ciudad llamado «la arepa de José Gregorio Hernández».

También el Secretariado de Catequesis de la Arquidiócesis está llevando a cabo actualmente un concurso de dibujo sobre el próximo Beato cuyo límite de entrega es hasta el 20 de agosto y hasta ahora ya pasan de 300 participantes ellos son los niños de la catequesis. Al igual las Obras Misionales pontificas Mérida han entregado un proyecto de evangelización titulado construyendo caminos con el Dr. José Gregorio Hernández y consta de 3 etapas: formación, oración y misión. Duglas Briceño/prensarquimer