La comunidad de Gavidia, municipio Rangel del Estado, fue beneficiada en un operativo médico nutricional, gracias a la alianza establecida entre Cáritas Arquidiocesana de Mérida y el Comité Internacional para el Desarrollo de Los Pueblos (Cisp), este viernes 23 abril.

La logística a cargo de Cáritas Parroquial Santa Lucía de Mucuchíes y el equipo de salud del Consultorio Popular Tipo I de la comunidad, permitió garantizar todas las medidas de bioseguridad para evitar el contagio de la COVID-19, y en este sentido el equipo especialista del Cisp impartió charlas educativas a los presentes sobre esta emergencia sanitaria que atraviesa el mundo entero.

Los voluntarios de Cáritas Arquidiocesana de Mérida, en compañía del Pbro. Carlos Zambrano, realizaron el diagnóstico nutricional a niños entre 6 meses y 4.5 años para ser canalizados al proyecto Saman (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud), e instaurar un nuevo vivero parroquial de Mucuchíes, en esta comunidad. Para un mejor chequeo médico, se realizaron pruebas de despistaje de hipertensión arterial y glicemia.

Al concluir cada consulta, los beneficiados recibieron el tratamiento indicado por el equipo médico. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica.Créditos fotos: Cáritas Mérida