El servicio de agua potable ya se ha ido restableciendo en algunas parroquias de Antonio Pinto Salinas. El acueducto de Mesa de las Palmas ya tenía avances de 75 por ciento de recuperación. Las cuadrillas de la alcaldía de Santa Cruz de Mora, han estado atendiendo los acueductos de Las Talas y San Isidro, desde el sábado, una vez que ha podido restablecer el paso a las instalaciones.

“Ha habido grandes dificultades, porque no había paso a los diques, y estos se taparon con mucho sedimento, además también la dificultad de la falta de gasolina para mover las unidades, evita dar respuestas rápidas. Desde la alcaldía se ha estado realizando labores de limpieza, a ello se sumaron empresas del sector privado que han puesto camiones para retirar escombros y el Ministerio de Obras Públicas envió dos máquinas tipo “payloader” que han trabajado en El Guayabal”.

Falta de gasolina

El alcalde de ese municipio, Edgar Márquez, explicó que, en los últimos días, hubo fuertes fallas de electricidad y telecomunicaciones. Hubo caos en Santa Cruz de Mora, producto de las fuertes lluvias y que la falta de trabajo integrado entre entes de gobierno nacional y regional, hacen las labores más difíciles. “No surten con gasolina suficiente al municipio y cuando hay estas situaciones, entonces por diferencias políticas no la despachan debidamente, quienes controlan la distribución de combustibles”, explicó.

La alcaldía de Santa Cruz de Mora ha estado recuperando el parque de maquinaria pesada, que estuvo abandona por gobiernos anteriores durante muchos años. Pinto Salinas es un municipio con geografía accidentada y en la que confluye buena parte de la cuenca hidrográfica del río Mocotíes. “A nuestro municipio no envían recursos suficientes. Como hemos podido y con ayuda de la misma población, es que hemos ido canalizando lo poco que recaudamos para ponerlo al servicio de la comunidad”.

Fuera la politiquería

A pesar de ello, el alcalde Edgar Márquez ha logrado mantener en funcionamiento los acueductos de Pinto Salinas, en las tres parroquias, durante su gestión. Es una constante que cuando hay lluvias de magnitud, los diques se tapen porque se acumulan sedimentos. “Esto ocurre por lo general cuando llueve, pero en otros municipios, en que el gobierno nacional controla las hidrológicas, por lo general no hay ni con lluvias, ni con clima normal, porque el desgobierno todos sabemos quiénes lo tienen, con figuras ficticias que tampoco han hecho nada por Mérida”.

Márquez dijo que por Santa Cruz de Mora ha trabajado toda su vida, desde su primer mandato como alcalde en 1989 y que no ha tenido que esperar que haya tragedias ni crisis en su municipio, para ponerse botas de caucho y desplegar operativos, con fines electorales o políticos. Llamó a que se realice un trabajo serio y honesto por la comunidad. (CNP 16.478).