En su empeño por recuperar los espacios deportivos del municipio Obispo Ramos de Lora en Mérida, el alcalde Enrique Guillén y su equipo de trabajo entregaron rehabilitado el estadio «Gonzalo Durán», después de catorce años en abandono, a propósito de celebrarse la sexta jornada de la Liga Panamericana de fútbol menor.

Los trabajos consistieron en: pintando el estadio, arcos, arreglo de puertas y gradas, mejoramiento de los baños, demarcado, desmalezamiento y limpieza, para el disfrute de los equipos deportivos que requerían de un espacio óptimo.

«Nos sentimos muy orgullosos de poder recuperar estos espacios en beneficio a nuestra gente, en tiempo récord y con un excelente equipo, logramos dar el cambio que el Municipio se merece», apuntó el burgomaestre.

Además de disfrutar del espectáculo deportivo de la Liga Panamericana, fue entregado material deportivo y pares de guayos a niños para incentivar la masificación del deporte.

Asimismo fue conmemorado el día de la madre con música en vivo, entrega de obsequios y un compartir con los representantes y espectadores de la jornada. / Prensa ORL