Luego de los daños causados por las fuertes precipitaciones caídas en el municipio Obispo Ramos de Lora del estado Mérida, el alcalde Enrique Guillen, su tren Ejecutivo en pleno y funcionarios de Protección Civil municipal inmediatamente se abocaron en atender la emergencia en las parroquias San Rafael de Alcázar y Eloy Paredes.

El mandatario local señaló, que existen inundaciones en sectores tales como: La Ceibita, La Providencia, Pueblo Nuevo, Los Claros todos ellos por el desbordamiento del rio denominado Guachizon y la desembocadura de los afluentes hídricos Rio Frio.

“Los más afectados han sido los productores agropecuarios, a la fecha tenemos unas 45 viviendas con daños parciales y cuatro con pérdida total, lo que engloba unas 200 personas (…) estamos de la mano con la gente en el lugar de los acontecimientos”, acotó.

Además informó que, entre otros sectores afectados se encuentran El Camellón de los Jiménez, sector El Carmen, Fundo Los Abuelos en que los agroprouctores sufren de las mismas consecuencias producto del quiebre de los muros que protegían el cauce del rio.

“Estamos haciendo el trabajo pertinente con el equipo de Protección Civil y Gobernación del estado y en conjunto se pueda resolver ya que no contamos con los recursos necesarios para atender la emergencia situación que es muy compleja”, dijo, Guillén. /Prensa Alcaldía ORL CNP 2238