Ante la indiferencia y la falta de dolientes, hoy con más de 40 años de haber sido decretado Monumento Natural, poco a poco va desapareciendo la Laguna de Urao, ubicada en la población de Lagunillas en el municipio Sucre del estado Mérida.

Nelly Flores Garrido, presidenta de Fundación Ecologísta “Salvemos la Laguna de Urao”- Fundalaguna señaló que “poco a poco ha ido desapareciendo este monumento natural, patrimonio del municipio Sucre, Mérida y Venezuela”.

Fotografía: Edwin Mora, 2010

Bajo la administración del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), a través del Instituto Nacional de Parques (Inparques), y fue declarado Monumento Natural mediante Decreto Ejecutivo N° 172, de fecha 18 de junio de 1979, publicado en la Gaceta Oficial N° 31.760.

Agregó Flores Garrido que «El área se caracterizaba por presentar una laguna de agua salada única en Venezuela, que servía en su momento como agente importante para la regulación de las condiciones climáticas y ambientales de la región, gracias a sus dimensiones naturales de aproximadamente de 297.000 metros cuadrados, con una profundidad promedio de 2 metros en su mejor momento».

Poco a poco va desapareciendo la Laguna de Urao

Fotografía: Edwin Mora, 2010

Sin embargo, desde el año 2018 la comunidad comenzó a observar un escurrimiento del agua hacia el lado este de la laguna, lo que generó la alerta, razón por la cual una representación de Fundalaguna se dirigió hasta la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional en la ciudad Capital donde se les fue concedido un derecho de palabra y se pudo exponer la situación que comenzaba a padecer esta laguna, y preocupaba a los ambientalistas y pobladores del municipio Sucre en el estado Mérida.

Comentó también que, un mes después de haber estado en Caracas, se trasladó hasta la ciudad de Mérida la Comisión con competencia en Ambiente del Poder Legislativo para constatar la situación de la Laguna de Urao.

Agoniza, sin dolientes

Bajo la mirada indolente y la inacción de las autoridades; además del propio sentido de pertenencia de los lugareños, esta laguna que estaba rodeada de un parque e inclusive servía como balneario y llegó a convertirse en un importante atractivo turístico del estado, hoy luce abandonado; pero peor aún, a punto de desaparecer.

Hoy escasamente sus aguas abarcan un 10% de la totalidad de la superficie de este espacio natural; que sin duda deja en evidencia la falta de interés y la desidia gubernamental por recuperar y mantener este espacio natural.

Desde Fundalaguna hicieron el llamado a las autoridades competentes tanto a nivel central como municipal, regional e inclusive con incidencia internacional a rescatar la Laguna de Urao, de la cual ahora solo quedan recuerdos y fotografías.

Donde además sus aguas eran usadas para la práctica del canotaje y natación (aficionados), e inclusive llegaron a realizarse importantes competiciones, ahora inclusive sus espacios son usados como potreros.

Llamado urgente

La Laguna de Urao no espera más, demora en las decisiones que deben tomarse de inmediato para su recuperación.

Razón por la cual desde FundaLaguna realizaron un llamado urgente al Gobierno Central, a las instituciones públicas en materia ambiental y apoyo a los grupos ecologistas para que se sumen a esta tarea de recuperación y evitar que desaparezca por completo.

Cuatro Proyectos de Inversión.

1. Perforaciones para extraer agua subterránea de sus afluentes.

2.Evaluavion sedimentológica, hidrogeomorfologica de las cuencas abastecedoras.

3. Repoblación Vegetal en todas sus nacientes y general agua.

4. Dragado de sedimentos dentro de su espejo de agua.

Jesús Quintero, CNP 23.851 / Fotografías Cortesía