Los productores y distribuidores de plátanos deben bajarse de la mula en las alcabalas para poder pasar y seguir rumbo a los mercados de mayoristas y centros de distribución en diferentes regiones del país.

Así lo denunció Betty Pineda, presidenta de la Fundación para el Mejoramiento de la Producción del Plátano en Venezuela, quien agregó que está situación es reiterativa en la mayoría de los puntos de control ubicados en las carreteras nacionales.

«Perdidas de plátano en el trayecto desde que sale de las unidades de producción hasta los centros de distribución por las carreteras de la región andina» agregó .Sin embargo ya han iniciado importantes mesas de trabajo con los organismos de seguridad a través del Ministerio de Interior, Justicia y Paz para abordar este tipo de situaciones que afecta a los camioneros encargados de la distribución del rubro.

Así mismo se han generado perdidas incuantificables producto de las fuertes precipitaciones que han afectado las unidades de producción en la zona Sur del Lago, «actualmente quedan aproximadamente entre 8.000 y 10.000 hectáreas.

Producto del abandono en la atención y mantenimiento de los afluentes hídricos, por lo piden al Gobierno Nacional el dragado de los ríos para evitar perdidas mayores no solo en este sector platanero, sino demás productos que se producen en la zona Sur del Lago.