El ejemplar de oso frontino que se presume es hembra ha sido avistada en una zona periurbana de la ciudad de Mérida por lo que proteccionistas han hecho el llamado a preservar la vida del animal hasta que por sus propios medios pueda retornar a su hábitat natural.

El comunicado indica que la osa frontina ha sido observada montada en un árbol y seguramente llegó hasta ese punto atraída por los frutos y como es bien sabido es parte de la dieta habitual de esta especie.

Las ONG dedicadas a la estudio y conservación de esta especie hacen un llamado a la colectividad merideña, así como a los organismos oficiales, autoridades de fauna silvestre para preservar la vida y la tranquilidad del animal hasta lograr el retorno a su hábitat natural. El hábitat de esta especie es el páramo La Culata, cuyos linderos se encuentran a poca distancia del lugar donde está siendo avistada, relatan en la misiva.

El grupo de estudio del Oso Frontino en Venezuela, reitera que no es aceptable plantearse la captura del animal para ningún fin, tampoco interferir en el entorno físico donde se encuentra la ejemplar ya que esto retrasaría innecesariamente su regreso al Parque Nacional Sierra de La Culata.

El sitio donde se halla la osa está en situación de vulnerabilidad y grave peligro por encontrarse cerca de la ciudad, razón por la cual es necesario crear una zona de exclusión de cualquier tipo de personas, de al menos 200 metros de radio, a fin de que la especie por sus propios medios pueda bajar del árbol y retomar la ruta hacia el Parque Nacional Sierra de La Culata. JQ, CNP 23.851.