Daniel García candidato a la gobernación por el PMI aseguro que las estructuras oficialistas triplicaron el abuso en este proceso. Militares, milicianos y ahora hasta policías nacionales en conchupancia con malvivientes , colectivos, funcionarios públicos enchufados y miembros del CNE junto al aparataje del estado, tomaron por asalto las instalaciones y todos sus alrededores.Militares dirigiendo el proceso, colectivos amedrentando , motochoros movilizando funcionarios públicos muchos sacados obligados de sus casas.

Ancianos trasladados en buses de Tromerca. Las Ubch presionando a los beneficiarios de los programas sociales miserables de tercera calidad. Puntos rojos ubicados a media cuadra de los centros electorales con las imágenes de los candidatos oficialistas y del señor Maduro.

Entregando tickets de combustible para surtir en centros clandestinos de los colectivos.

En el sistema es pertinente para el voto tubo de los candidatos del regimen pero para las ofertas electorales de la oposición fueron vulnerada y los candidatos formales no aparecieron los candidatos que son y no aparecen postulaciones totales, lo que complica el voto. 

Algunos medios de comunicación reseñaron la participación pero se hicieron la vista gorda de la macabra actuación oficialista y el abuso sostenido de militares. Este es otro proceso en manos de la delincuencia electoral organizada ,lo que señala un camino difícil y tortuoso ante las estrategias ilegales que comandan Jehyson Guzmán y Jesús Araque en el eje metropolitano y los candidatos del PSUV en los demás municipios.

La oposición que dice tener el liderazgo en el estado mostró conformidad con este burdo proceso lo que los hace corresponsables por omisión.García aseguro que pese a todos estos esfuerzos , gastos y humillaciones a la ciudadanía fue evidente la merma en los resultados del chavismo e imperceptible acción de los partidos de oposición cuyos dirigentes solo se sacaron la foto y dieron con sus declaraciones conformidad a tamaño adeficio tutelado por quienes pretenden mantener bajo el yugo del hambre y la miseria a pueblo merideño