Un total de 15 viviendas del sector Campo Miranda parte alta del municipio Obispo Ramos de Lora, se encuentran en alto riesgo, debido a movimientos de tierra ocurridos en el lugar, producto de las fuertes precipitaciones caídas durante los últimos días y la saturación de las montañas.

Así lo dio a conocer Enrique Guillén, alcalde del municipio Obispo Ramos de Lora, quién decretó la zona como inhabitable para evitar consecuencias graves, a causa de lo antes denunciado, por lo que llevó a cabo el desalojo de estas infraestructuras habitacionales para evitar cualquier desgracia más adelante.

Señaló que desde el Gobierno local, requiere de la aprobación de presupuesto para darle respuesta a este sector de la parroquia Santa Elena de Arenales, hoy vulnerado por la difícil emergencia, que podrían complicarse con la presencia de nuevas ondas intertropicales que afecten está región del país.

Finalmente acotó que se mantienen desplegados los organismos de seguridad, Protección Civil, Bomberos, Policía del estado Mérida, Alcaldía de Obispo Ramos de Lora, para atender cualquier emergencia en la jurisdicción santaelenense.Jorge Galvis JrCalor 935 Fm