De acuerdo a lo informado en cadena nacional por Jehyson Guzmán, protector del estado Mérida, se pudo conocer que las precipitaciones que cayeron durante la tarde y noche de este lunes dejaron a su paso a 15 personas fallecidas, seis desparecidas, 120 viviendas tapiadas y 400 familias damnificadas.

Entre las víctimas fatales se puede mencionar que 11 murieron en Tovar, dos en Santa Cruz de Mora y dos en la aldea Quirorá de Estanques.

Algunos de los fallecidos fueron identificados como Jairo Salazar y María Salazar, quienes perecieron tapiados en su residencia, ubicada en el sector El Amparo en la vía a Zea; Rosa Virginia La Cruz, quien era madre del padre Darwin Ramírez Lacruz, párroco de San Francisco de Asís en Tovar; Enderson Miguel Rosales, Jairo Serrano y Candelaria Acevedo, en Tovar; otro hombre y una mujer en el sector Sabaneta de Tovar; un empleado de una reconocida clínica quien fue arrastrado por una quebrada en el sector El Puente de Tovar; dos personas tapiadas en la aldea Quirorá de Estanques, municipio Sucre; y dos niños de 6 y 10 años en el sector El Mirador de Santa Cruz de Mora.

Los desaparecidos en Tovar responden a los nombres de Rodrigo Sánchez; Flor Leal Arellano y su hijo de nombre Jesús y 15 años de edad; Katherine Bárcenas y Juan Carlos Ramírez, quienes son la cuñada y sobrino del presbítero Darwin Ramírez; el faltante no pudo ser identificado.

Por esta situación el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros decretó el Estado de Emergencia en Mérida.

También se conoció que la subestación eléctrica de Tovar fue tapiada en un 70 por ciento, por lo que en las próximas horas instalarán una subestación móvil para recuperar el 90 por ciento de la carga que se necesita en esa zona.

Funcionarios de los diversos organismos de seguridad de la entidad merideña continúan desplegados en las zonas afectadas. @Jordin_Morales /Fotos: Cortesía